Available languages:
El camino hacia la recuperación de Mosul
3 Apr 2019 -  Los tres años de ocupación del ISIS y una extensa intervención militar para recuperarla, dejaron a la alguna vez próspera Ciudad Vieja de Mosul, localizada en el norte de Iraq, devastada por el conflicto y la contaminación con explosivos. Cubierta de millones de toneladas de escombros esparcidos con miles de artefactos explosivos que el ISIS abandonó deliberadamente, la Ciudad Vieja se encuentra ahora desierta. Entre 2014 y 2017, 5,8 millones de iraquíes fueron desplazados, de ellos, casi 4 millones han regresado a sus hogares mientras que los otros esperan a que sus barrios, escuelas y mercados estén limpios de explosivos peligrosos. Acompáñenos a seguir a los expertos de la ONU en eliminación de explosivos que se aventuran al centro de la Ciudad Vieja y se ponen en riesgo para que otros puedan regresar a salvo.
Cuando el UNMAS empezó a trabajar en el oeste de Mosul, encontró una cantidad sin precedentes de artefactos explosivos improvisados. Hospitales, puentes, escuelas y plantas de tratamiento de aguas están contaminados con explosivos sembrados por el ISIS. Hasta que se les elimina, los explosivos impiden la rehabilitación de las instalaciones que proveen agua limpia, electricidad y servicios de salud a la comunidad.
A la fecha se han limpiado más de 24 millones de metros cuadrados, lo que ha permitido que las actividades empiecen a estabilizarse y que las familias regresen a sus viviendas y reanuden sus vidas.